lunes, 22 de mayo de 2017

PROCASTINACIÓN DE LA M. DEL O.

La proscatinación son todas esas tareas que dejamos para mañana, y llega mañana y las volvemos a posponer. Nos proponemos hacer ejercicio, dieta, dejar de tomar, fumar y mil cosas más y nunca lo hacemos. Pero hay una procastinación que es evidente y cotidiana tomada como algo normal, la que llamo procastinación de la muerte del otro. (M-O) Hay un hueco en la calle, se han robado una tapa de alcantarillado para sacarle el hierro, las personas pasan constantemente, los autos esquivan el hueco, las motos alcanzan a esquivar, pero en probabilidad hay un momento en que un motociclista no alcanza a esquivar y se cae y es atropellado por un auto. Hay una piedra en la carretera de un pueblo a otro pueblo, los autos esquivan, van horas después de que cayó la piedra a la carretera, finalmente un auto a gran velocidad choca con ella pierde el rumbo y queda destrozado, total un saldo de varias personas muertas o lesionadas. Hay una fila de pacientes pidiendo atención en sala de emergencias, hay poco personal y casi no hay elementos físicos de apoyo a la labor, hasta que llega el momento en el que un paciente se muere. La pregunta es ¿Por qué en estas situaciones pasamos de lado?, sin no nos afecta directamente no hacemos nada; de esta manera ayudamos a quitarle la vida a otro ciudadano. Sólo cuando es afectado alguien cercano, un amigo, un familiar, nos hacemos la pregunta, ¿porque no hicieron esto o aquello? ¿Qué se necesita para que el ciudadano ayude a corregir dichas situaciones, presione para arreglar la falla en la carretera, ayude a recoger una piedra que puede causar un accidente, coloque señales de peligro a un hueco, presione al Estado para un buen servicio médico; esto y mil cosas más. Hay una responsabilidad del Estado pero también hay una responsabilidad de uno como ciudadano.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.