viernes, 5 de abril de 2013

UN INTERROGANTE SOBRE LA SALUD DE LOS MAESTROS E INTELECTUALES


(Nota: La intención no es ser irrespetuoso con Stephen Hawking, porque mi admiración hacia él es grande).

Exageradamente a lo paisa: los maestros e intelectuales tendemos a parecernos en algo a Hawking en el sentido de que le hacemos mucho ejercicio al cerebro, lo mantenemos como esos deportistas que se van todo el día al gimnasio pero no hacen nada por el cuerpo.


Uno escucha a los maestros dándole consejos a los alumnos sobre la salud, comer bien, hacer ejercicio y una cantidad de cosas que dice la teoría, pero sale del colegio, universidad y se le olvida todo lo que sabe, no le regala a su cuerpo ni siquiera una caminada de media hora, media hora para caminar, no cuenta el tiempo para ir al colegio o para ir al medico, maestros que ya necesitan ir al medico la misma frecuencia que alguien de sesenta años.

Leí un documento deportivo y en él dice la cantidad de beneficios que hay por hacer deporte, acaba con la depresión, y lo mejor es que le quita a una persona 20 años en su interior, en su cuerpo y por ende no va a sufrir tanta enfermedad, una miserable horita de aeróbicos día por medio no le hace mal a nadie, por media hora de caminar nadie se muere por hacerlo, bueno los recién operados de pronto…¿Por qué no hacer algo por el cuerpo, por la salud… acaso somos suicidas con nuestro propio cuerpo?

Lo de Hawking es una enfermedad que la ciencia no ha podido producir la cura, pero un ser con todas las facultades ¿por qué suicidarse lentamente?, ¿por qué llegar a la famosa alegría de estar jubilado viviendo cerca del hospital o en el hospital?… hay cosas que uno no entiende.

Nota: fuera de hacer deporte, recomiendo la acupuntura con médicos titulados; por lo regular hay fobia a las agujas, pero las que colocan son superficiales



Enrique

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.