domingo, 3 de marzo de 2013

AMOR A LOS PERROS SIN SER FANATICO

En el campo se ven a veces vagar perritas que son botadas después de dar a luz sus cachorros, hoy vi una y simplemente no soy de los que recogen perros, si lo fuera ya tuviera unos 50, recogí a la perrita que tengo porque me toco, porque me la dejaron tirada cerca de la casa y era una cachorrita. Los perros no me han llamado la atención por dos ataques que recibí siendo pequeño.

Mi perrita labradorchanda sin embargo se gano mi cariño, pero tubo sus perritos y los regale, afortunadamente uno de ellos vive cerca de donde ella está. Al perro callejero amarillo que recogí, siguió siendo callejero a pesar del cuidado que le daba, no volvió. Lo único que se puede hacer es promover con las alcaldías la esterilización de los perros. Pero estas alcaldías están quebradas pues no tienen ni siquiera para pagarle a las cocineras que le hacen el desayuno a los estudiantes pobres.

 
Una anécdota perversa: cuando trabajaba en el corregimiento, un perro grande iba todos los días para que le diera sobraito, una vez no quiso comerse la sopa que hice, entonces le puse el aceite que quedo de dos chorizos que hice, se lo revolví, y se lo comió todo, el perrito no volvió, me preocupe pues pensé que lo había matado, pues a los días me lo encontré en la calle y al verme el perro agacho la cabeza… pensaría: (este hp es el que casi me envenena)..

Enrique

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.