jueves, 10 de enero de 2013

UNA VERDAD SOBRE LOS RECTORES DE LOS COLEGIOS

Por un lado a veces pienso que los debieran echar para la calle cuando no comprenden procesos pedagógicos, cuando tienen solo olfato con los educadores problemáticos o deficientes, o se la montan a cualquier corriente pedagógica que no les guste.

A veces pienso que los debieran echar porque nunca se capacitan en administración, pues el arte de dirigir personal  de por si  hay que aprenderlo, el estudio se llama administración educativa. A veces ni tienen tiempo de ir a las capacitaciones y a algunos no les gusta.

A veces pienso que los debieran echar por escoger el peor puesto en educación, es decir dirigir un colegio es como dirigir un millón de problemas a la vez y hacerlo bien todo el tiempo.

Criticas de los profesores, de los padres de familia, de la secretaria de educación, de los estudiantes… con razón la imagen de un rector es la de un amargado que grita y esta al borde de un ataque de ira.

Fuera de eso están fusionando colegios y quedan siendo los que responden por  muchas personas; por eso  les aumentan el doble y el triple el sueldo… ¿Cómo no? La verdad el sueldo es bajo con relación a su responsabilidad, mejor dicho la diferencia entre el sueldo del coordinador con el rector no es mucha, y la diferencia del sueldo de un docente con un coordinador es también poquita.

En el fondo lo que mas preocupa es la salud de los rectores, los he conocido con problemas de salud graves, probablemente producto de la cantidad de estrés que manejan. A veces jubilados y bien enfermos  y dicen que por nada renuncian.

Me parece que el puesto del rector en educación es el peor en cuanto a salud mental.

Enrique

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.