martes, 4 de septiembre de 2012

NUESTROS COLEGIOS SI TIENEN QUE SER CARCELES



En el documental llamado La educación prohibida plantean que los colegios son como unas cárceles y efectivamente por estos lados tienen que ser así para que no entren los delincuentes, pero de nada sirve porque la cantidad de pelaitos armados que  se han multiplicado por el consumo de droga en dicha población juvenil.

Los ninis se han multiplicado, jóvenes que ni trabajan ni estudian, fuera de eso muchos de ellos son drogadictos que necesitan mercar ese veneno para sentirse un rato bien.

Los educadores estamos desamparados ante los problemas de orden público, ante las pequeñas bandas criminales que rodean los colegios.

Las instituciones educativas son un portavoz continuo del Estado, sin embargo nos dejan como desamparados con estos hechos.

En todo barrio donde haya pandillas peligrosas, hay coacción a los educadores de una u otra manera.

Las secretarias de educación debieran hacer talleres evaluativos preventivos y no solo recibir los amenazados y tratarlos como un estorbo. Cosas horrendas han pasado en Medellín y en muchos lugares de Colombia y los educadores se han tragado eso, es necesario hacer talleres pos traumáticos si ya ha pasado el conflicto y en plena marcha si se esta presentando el problema, pero lo que me da piedra es que manden un funcionario para exigir calidad académica en lugares donde los maestros caminan con miedo para llegar al colegio y para salir de él.

Enrique

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.