sábado, 19 de junio de 2010

PROFESIONALES EN EDUCACION Y NO REEMPLAZOS DEL REY



Un rey de un reino, claro está, tenía muchos hijos que le quitaban todo el tiempo, creándole problemas para administrar su territorio; un día tuvo tremenda idea: llamo a los mejores imitadores de papá que había en el reino, les pagaba de sueldo un saco de oro por su labor cada mes, pues esta comprendía desarrollo de inteligencia, comprensión del mundo físico, humano, de valores, moral, ética, incorporación de normas, entre otras.

Cuando el rey vio lo efectivo de dicha labor quedo muy contento, pero el contador gruñón le sugirió que se las ingeniara para utilizar ese oro en una actividad lucrativa; el monarca estuvo resolviendo el problema en varios días y en medio de un prolongado insomnio se le prendió el bombillo: -voy a llamar a personas que hagan esto por vocación, prestigio, que sean sacrificadas, que piensen que lo que hacen será pagado en el mas allá; entonces al día siguiente convocó a intelectuales para reemplazar a los imitadores de papá que había echado por sugerencia del contador, hicieron fila cientos de ellos y luego de escogidos les entregó a sus hijos para que reemplazan sus obligaciones, eran personas excelentes, trabajaron muy duro, pero de un momento a otro empezaron las quejas por qué no se les pagaba bien, les daban únicamente para sobrevivir, entonces la mayoría de ellos renunciaron, solo quedo la cuarta parte : al ver este fracaso de su estrategia el rey pensó la manera de cómo reemplazar a los varones que se le habían ido; pasó a idear otro plan, necesitaba personas que fueran masoquistas; otros reinos vecinos aplicaron esta exitosa y poco costosa manera de educar a los hijos; finalmente le dieron el nombre de profes y otros sinónimos a los fapas (falsos papás) Enrique

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.