sábado, 19 de junio de 2010

LA BURLA PERVERSA ES UN BULLYNG

Los seres humanos nacemos con una carga de autoestima del mismo tamaño, no importa los cambios que hay de persona a persona, pero como todo es competencia en la vida los mas perversos se sienten menos que los demás y arman una estrategia para que los otros sean aun mas pequeños que ellos en autoestima, cogen la costumbre de burlarse de supuestos defectos de personas allegadas que denominamos pares, es decir de la misma edad y sexo, pescando en rió revuelto, de tal manera que tiran la piedra y ponen cuidado si al que le cayó la siente, si no la toma no hicieron nada, entonces empiezan a buscarle defectos a sus contrincantes para bajarle la autoestima, uno a uno, esto le permitirá competir si son barones por las damas con mas capacidad de decisión que los que tienen autoestima baja, lo contrario es buscar un reconocimiento por el desarrollo de algún valor.

Los propensos a rebajar la autoestima son los que recogen las burlas y se las toman, al hacerlo encogen su autoestima, llegando hasta puntos donde bajan a un nivel de inferioridad con respecto a los demás, fíjense que en toda empresa hay de quien la gente se burla más, el arlequín del grupo, estos ya la tienen encogida.

Vuelvo a repetir, la autoestima es del mismo tamaño para todos los seres humanos, pero la perversión de los demás es tratar de encoger la autoestima de sus oponentes, si lo logran tendrán mas probabilidad que las nenas los busquen o los chachos las busquen.

La fórmula contraria es fortalecer la autoestima, esto se hace no en base a la perversión anterior, que es negativa, pues se trata de dañar a los demás, sino que se trata de cultivar valores sin tener como objetivo dañar a nadie, simplemente por gusto y sin buscar premio, de esta forma ganará el respeto, la admiración y llegaran amores que valdrán la pena.

Entonces la burla es la perversión mas grande que existe, y lo peor es que cuando alguien la siente, en vez de taponar los oídos y no pararle bolas, agranda sus orejas como si fueran trompetas y claro esto lo siente el que se esta burlando y sigue con cosas mas pesadas, mientras que cuando hay cierre del oído el criticón o burlador se siente estrellado y se le devolverá la burla a si mismo.

En los hombres me atrevo a decir que la burla es mas abierta, mas frentera, en las mujeres se debe dar con otros códigos, mas sutiles, a veces uno piensa que ellas buscan la belleza no para arrastrar al hombre sino como competencia inter mujeres, de todas maneras su autoestima como mujer depende del hombre en un marco que hay que sumarle rituales simbólicos o detalles como se le conoce popularmente.


Entonces hombres y mujeres en esa dura competencia por el sexo contrario hacen uso del recurso de bajarle la autoestima a sus contrincantes, para así tener mas probabilidad de conseguir su pareja ideal. En ese proceso no miden consecuencias y destruyen la vida de muchos amigos, compañeros y conocidos. La mejor manera de no dejarse bajar la autoestima es hacer caso omiso a la burla( dice el dicho que “ a un bagazo poco caso”), y de las criticas es bueno analizarlas con cabeza fría para ver si son constructivas o destructivas. Hay que mejorar la autoestima sin tener en mente dañar a los demás.

Todos nacemos con la misma carga de autoestima, depende de nosotros no dejarnos provocar, hay que cultivarla sanamente con valores. Es una idea muy sencilla pero que puede evitar muchos dolores de cabeza y depresiones a corto y largo plazo.

Carlos E Restrepo E

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.